15 Oct

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, dijo a diputados que la empresa productiva del estado es una unidad “generadora de ingresos, no de gastos”, la empresa más grande del país y el principal contribuyente de la hacienda pública federal, pese a que arrastra una multimillonaria deuda, que la convierte en la petrolera más endeudada del mundo.

En el primer semestre del 2020, la deuda financiera total de la petrolera nacional ascendió a 107 mil 153 millones de dólares.

Romero dijo que en plena crisis internacional, en el primer semestre de 2020 Pemex registró uno de los mejores resultados de la industria con un margen EBITDA de 20%.

El margen EBITDA refleja las utilidades de una empresa antes del pago de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones de los activos fijos.

Defendió que la empresa está en la parte alta de la tabla de mejores resultados en el rubro de rentabilidad y de eficiencia operativa y que los malos resultados se deben al régimen fiscal que tiene.

Señaló que los ingresos totales de la petrolera en 2019 fueron de 1.9 billones de pesos el equivalente al 9.5% del PIB.

Sin embargo, reconoció ante los diputados de que Pemex enfrenta una situación complicada.

Fuente: Onexpo

Share