22 Ene

La concentración de permisos de importación de combustibles en empresas extranjeras provocará un oligopolio que aumentará en costos de logística y almacenamiento para los comercializadores, lo que repercutirá en alzas de gasolina y diésel, en perjuicio del consumidor final, advirtió Amado Villarreal González, director del Cluster Energético de Nuevo León.

El mercado se lo está dejando la Sener a Pemex y a las empresas extranjeras, a las nacionales de lado y esto va a tener repercusiones en el mercado que de entrada lo concentran, reducen las competencia y con ello hay un riesgo de incrementos de costo y, por tanto, en el precio de los petrolíferos, afirmó.

Los permisos de importación de las empresas nacionales tienen vigencia de un año y empiezan a vencer a partir del presente mes y hasta marzo, explicó, pero están imposibilitadas a renovarlos, porque la Secretaría de Energía cerró su atención al público por la pandemia desde hace 10 meses.

Iban a reabrir el 4 de enero y ahora extendieron su cierre hasta el 21 de marzo, lo que mantiene a las empresas en una total incertidumbre sobre su renovación, y además, los permisos reducirán su vigencia a un máximo de cinco años, señaló.

Ayer, EL NORTE publicó que la Sener concentró en las petroleras y firmas de energía más importantes de Estados Unidos -como Exxon, Valero, Shell, Tesoro y Trafigura- prácticamente todo el negocio de importación de combustibles en México.

Esta configuración del mercado afectará la competitividad energética de México, agregó Villarreal, lo que afectará a las cadenas productivas que integra con sus socios comerciales dentro del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

De acuerdo con datos de la Sener, éstas y otras grandes firmas ostentan permisos para internar combustibles en México por 20 años, la mayoría con vigencia hasta el 2038, mientras que decenas de empresas mexicanas tienen sus permisos vencidos o por caducar en los próximos meses.

La Sener le está cediendo el mercado, lo está dejando exclusivo, tanto para Pemex como para las empresas extranjeras, enfatizó.

Pero Pemex tiene muchas limitaciones, porque por si misma la Empresa Productiva del Estado ni puede producir los petrolíferos, ni puede distribuirlos o comercializarlos a nivel nacional.

Añadió que los permisos de las extranjeras tienen una mayor vigencia, porque al entrar en vigor la reforma energética del 2014, la anterior Administración quiso dar certidumbre a la inversión, pero los nacionales los renuevan cada año.

Una de las repercusiones será sobre la rentabilidad de inversiones en logística y almacenamiento lo que inhibirá proyectos.

Fuente: Onexpo

Share