05 Feb

Desde que inició la pandemia por la covid-19, la Asociación de Gasolineros del Estado de Guerrero sigue enfrentándose a la caída de las ventas que ha llegado a un 50 por ciento.

El presidente de la asociación, Marino Gutiérrez, aclaró que no hay escasez de gasolina, sino al contrario, hay exceso de producto y se ha dado mucho la importación.

“No hay consumo como se venía dando en años anteriores, entonces ya había mucho producto por todos lados, escasez no hay, al contrario ahorita estamos siendo golpeados con las ventas”.

Informó que enero cerró con ventas del 50 por ciento, que es la mitad de lo que se vendió en ese mismo mes de 2020, antes de la pandemia y debido al confinamiento.

Dijo que el consumo interno de la gasolina no se va a mejorar hasta que la gente se mueva como anteriormente lo hacía y es que disminuyó también el usuario que circula para ir a dejar a sus hijos a la escuela.

“Las ventas han caído en un 50 por ciento en promedio, hay zonas más golpeada y zonas menos golpeadas. Enero de 2020 contra enero de 2021, prácticamente se tuvo un 50 por ciento menos en venta y el confinamiento, eso es lo que ha afectado”, precisó.

El dirigente de los empresarios gasolineros mencionó que en Guerrero hay cuatro marcas expendedoras de combustible de las 170 que hay a nivel nacional y 150 tipos de gasolina que produce Pemex.

EL PRECIO DE LA GASOLINA SE RIGE POR VARIOS FACTORES

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Gasolineros del Estado de Guerrero explicó que el precio de la gasolina se compone de varios factores, primero se rige por el precio internacional y la cotización del dólar que está subiendo, todo eso está afectando.

Dijo que a esta variación del precio del combustible se le agrega el costo de la logística, el almacenamiento y lo que cuesta traer ese producto de la planta de Texas, Estados Unidos a México, donde la ruta que más se utiliza para almacenar es Coatzacoalcos, Veracruz.

“El precio internacional, el cambio del dólar, el costo de logística y almacenamiento, el margen que nos queda a los distribuidores (gasolineros) y la parte más importante que le pega muchísimo al precio de la gasolina es el IEPS y el IVA, esto provoca un incremento al precio de la gasolina”.

Recordó que el IEPS y el IVA son los impuestos que están cargados en la gasolina, “al inicio de este año se dio un incremento del 5.8 por ciento en el IEPS y eso hace que aumente, está casi pegándole a los 5 pesos por cada litro este impuesto”.

Dijo que el mercado mexicano está empoderándose y la gente sabe dónde ir a cargar gasolina, por lo que los empresarios ahora tienen que aplicar la mercadotecnia y atraer más clientes.

Fuente: Onexpo

Share