15 Jul

Alejandro Montufar, director general de la firma, dijo que en parte esto se debe a la competencia, pero también al contrabando en la importación de combustibles, mediante el cual las empresas evitan pagar el impuesto por la gasolina.

Lo mismo sucede en la gasolina Magna, pues Pemex la vende en 20.26 pesos por litro, mientras que las estaciones privadas la comercializan en 20.18 pesos por litro, es decir ocho centavos más barata, según el análisis de precios de marzo a junio de este año. Montufar agregó que en el diésel se nota más la diferencia, debido a que en este mercado los privados importan cerca de 50 por ciento del consumo.

Con el denominado huachicol fiscal las empresas evitan pagar impuestos de hasta 7.15 pesos por litro, obteniendo una ventaja de entre 40 y 60 por ciento sobre el costo real de los combustibles, respecto a las empresas que sí pagan el gravamen, de acuerdo con datos del Oil Price Information Service (OPIS).La forma de hacerlo consiste en mezclar aceites con combustibles para motores, o hacer trampas en las aduanas al traer combustible clasificado como lubricante, detalló la firma energética.

Fuente: Onexpo

Share